Biodiversidad //

Estamos comprometidos con la protección y preservación de los ecosistemas locales. Todos nuestros sitios en operación, además del proyecto de exploración Terronera, han llevado a cabo evaluaciones de impacto ambiental a fin de identificar flora o fauna en peligro o en riesgo.

En ninguna de nuestras propiedades mineras hay presencia de especies amenazadas, de acuerdo con el inventario más completo que existe de especies animales y vegetales en peligro: la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Una especie de serpiente, la Cascabel, está catalogada como protegida en el país y se puede encontrar en todos nuestros sitios, por lo que se ha capacitado al personal para rescatar y reubicar a ese tipo de reptiles en caso de encontrarlos. En 2016, seis serpientes fueron capturadas y reubicadas: dos en Guanaceví, tres en Bolañitos y una en El Cubo. Así mismo, una especie de venado cola blanca en los alrededores de Guanaceví está protegida de la cacería a pesar de no encontrarse en peligro; por tal razón se han colocado señales de prohibición a la caza en los alrededores de la zona. El único sitio con especies de flora y fauna que están en peligro es Terronera, por lo que seguimos colaborando con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas a fin de minimizar cualquier impacto potencial.

Ninguna de nuestras concesiones mineras se localiza en áreas protegidas o cerca de ellas. Parte del terreno del proyecto Terronera se encuentra dentro de la zona de amortiguamiento de un área natural protegida que se ha propuesto; dicha zona permitirá la minería y otras actividades económicas.